Resumen de los Trials Australianos


Australia, uno de los países en los que tradicionalmente la natación ha sido de los deportes más importantes, si no el más, ha celebrado entre el 3 y el 10 de abril, sus pruebas de clasificación para el mundial de Rusia, y para el mundial paralímpico de Glasgow. El campeonato se ha disputado en el Centro Acuático Olímpico de Sídney, sede de los JJOO y JJPP de 2000, lo que a los más nostálgicos de este deporte les traerá


grandes recuerdos, de aquella selección pletórica que revolucionó la natación y su concepto, de Ian Thorpe, Michael Klim, o Grant Hackett, que como veremos a continuación, aún hoy, sigue siendo noticia, 15 años después.

Pocos países pueden permitirse el lujo de hacer unos trials tan extensos, con 8 días de competición, de hecho, este año ningún país superará esto. También hay que tener en cuenta, que junto a Gran Bretaña, Nueva Zelanda y Canadá, en Australia la natación paralímpica está regida por los mismos órganos que la natación convencional. No obstante, en el resto de países en los que esto sucede, los campeonatos de clasificación no se realizan al mismo tiempo, en Australia sí, en estos nacionales se alternaban pruebas paralímpicas y olímpicas, como ya se ha venido haciendo en los últimos años.


Ya en el tema estrictamente deportivo, hay que decir que Australia ha formado equipos muy potentes, para ambos mundiales. Además, han conseguido volver a reunir un relevo masculino de 4x200m que esta vez parece que sí, podrá plantar cara en Kazán a los grandes, EEUU, Rusia y China, esto, con los tiempos que han hecho en la prueba individual, aunque luego hay que hacerlo cuando toca. Pero con los 1.45.94 de Cameron MCevoy, los 1.46.33 de David MCkeon, los 1.46.83 de Tomas Fraser y los 1.46.84 de Grant Hackett, si señores, Grant Hackett, este relevo podría estar luchando por la victoria en el mundial.


El nadador del campeonato, no por sus resultados, sino por el interés mediático que ha despertado su regreso a las piscinas, ha sido el fondista Grant Hackett. Después de su retirada en 2008 tras los JJOO de Pekín, Grant ha vivido momentos complicados. En varias ocasiones ha estado presente en las noticias del país, y no precisamente por motivos deportivos. Finalmente tras su divorcio, decidió retomar el control de su vida, y regresar a las piscinas. Los aficionados miraban con gran emoción, pero a la vez con cautela, pues aún recuerdan el fiasco de Ian Thorpe hace apenas tres años. Hacket lo intentó en los 400 libres, y casi consiguió su plaza en el equipo. Pese a nadar por debajo de la mínima solo pudo ser tercero. Pero en el 200 libres, marcó el cuarto mejor tiempo, y se clasificó para nadar el relevo con su país.


Aunque si tenemos en cuenta resultados, el nadador del campeonato ha sido Mack Horton, que ganó los 400m libres, con 4.42.84, tercera mejor marca aussie de la historia, solo por detrás de Ian Thorpe y Hackett, se llevó la victoria también en los 800, y en los 1500, con 14.44.09, record de los campeonatos. La prueba reina de Australia, por excelencia, los 100 libres, fue para Cameron MCevoy, que ganó sin llegar a bajar de los 48, 48.06, por los 48.19 del campeón del mundo, el misil James Magnussen, quien no ha llegado en su mejor momento a estos trials, aunque sí se ha llevado el 50, 21.98 por 22.03 de MCevoy.


En categoría femenina, las grandes referentes que hoy día tiene la natación australiana son las hermanas Campbell, que además, como buenas hermanas, se han repartido las pruebas, con el hectómetro para Cate, y el largo de piscina para la pequeña, Bronte. No sabemos exactamente cuál ha sido el problema de Alicia Coutts, que solo ha nadado los 100m mariposa, prueba en la que es la vigente subcampeona olímpica y mundial, y solo ha podido ser tercera. Si nos fiamos de los resultados, Coutts no estará en Rusia este verano.

 

En natación paralímpica las estrellas no han fallado. Daniel Fox, con un record mundial en 100 libre S14, Madelen Scott en 50 mariposa y Blake Cochrane en 100 braza, o los espectaculares registros de Brenden Hall, S9, que ganó el 400 libres rozando su record mundial, 4.10.88, Ellie Cole se hizo también con dos oros, 50 libres y 100 espalda, y la grandísima Jaqui Freney se hizo con los 400 libres.


Tras estos campeonatos, los nadadores australianos tienen tiempo, más que de sobra, para preparar las citas del próximo verano, donde tendrán que verse las caras con el resto de potencias mundiales. Por lo pronto, el oro en organización, compromiso con el deporte adaptado, seguimiento y difusión de sus trials, se lo llevan los AUSTRALIAN DOLPHINS.

Jose Ramón Cantero



Escribir comentario

Comentarios: 0