Natación infantil: La importancia de la confianza en el profesor.


Uno de los principales objetivos de un buen profe de pisci será el de ganarse la confianza del alumno y transmitirle seguridad, tenemos que ser conscientes de que los niños son como esponjas y su reacción dependerá en gran medida de la reacción de sus acompañantes, llamémosle profe en el caso de una clase de natación infantil, o papá y mamá, en el caso de tratarse de una clase de matronatación.



Por ejemplo, si un alumno entra en la piscina con su papa, y este reacciona quejándose por la temperatura del agua, sería normal que el alumno también lo haga a su manera, del mismo modo ocurre con papas con miedo, pues aunque no sea de forma consciente, este miedo se traslada al alumno. Por lo tanto tenemos la obligación de hacer que sientan respeto por el medio acuático, pero sin que esto suponga privar al alumno de un lugar tranquilo, divertido y enriquecedor.  

Una vez entendido este apartado del comportamiento en edades tempranas, podemos definir la autonomía y autosuficiencia del alumno para desplazarse por el medio acuático, como una consecuencia de la confianza, y creo que hablo en nombre de todos los porfes y papis, cuando afirmo que su autonomia es uno de los principales objetivos cuando se les apunta a la piscina, independientemente de que disfruten y pasen un buen rato en ella. Pero volviendo al tema, es necesario conocer que cuanto mayor sea la confianza que le creemos, mayor libertad tendrá el alumno a la hora de explorar el medio, por ejemplo, si soy capaz de hacer entender a un pequeño alumno, que con un churro es capaz de flotar y desplazarse, este alumno gozará de libertad de movimiento en el medio acuático, pues es capaz de ser autónomo.  



El trabajo de la confianza en el alumno es básica, la confianza es la seguridad o esperanza firme que alguien tiene de otro individuo o de algo, así pues, cuanto mayor sea la confianza, mayor será su autosuficiencia, y cuanto mayor sea su autosuficiencia, más probabilidad de nadar solito sin ayuda. Por ello acuérdense, tanto si sois vosotros, como si es un profesor el que va a enseñar a nadar a su pequeño, de la importancia que tiene la confianzada que el pequeño deposita en su maestro y viceversa. De no existir, opinen, valoren y cambien.

Autor: Fran del Puerto


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Jesus (jueves, 28 enero 2016 15:55)

    Doy fe de que este chaval da clases como nadie.

  • #2

    Cristina (jueves, 11 febrero 2016 14:47)

    Los niños confian plenamente en ti, no sabemos de qué modo lo consigues, pero te tienen como un ejemplo, al que respetan y obedecen, a veces incluso más que a nosotros mismos que somos sus papis, cada dia se aprende algo nuevo de ti. Enhorabuena, los peques te adoran, nosotros también.